8 de cada 100 personas en España usan lentillas. La clave en el éxito de las lentes de contacto está en su uso, por eso vamos a contar las principales verdades y mitos sobre las lentillas.

Mitos sobre el uso de lentillas:

  • Se pueden perder detrás del ojo: Uno de los principales miedos que, además, tiene una sencilla explicación física que lo desmiente. Aunque el ojo es redondo, existen unas pequeñas membranas que lo unen a la cara interna del párpado, por lo que el paso de la lentilla es imposible.
  • Se pueden quedar pegadas: El ojo está en constante hidratación por la lágrima, por lo que no se pueden quedar pegadas. A veces, por exceso de uso o algún otro factor de sequedad, puede dar la sensación de que se han pegado, pero no es así.
  • Sólo las pueden usar adultos: Los colegios de ópticos y oftalmólogos no recomiendan una edad mínima para su uso. Cierto es que requiere de responsabilidad y cuidado para que no perjudique nuestra higiene ocular.
  • Son incómodas y se notan: Los materiales y tecnologías con las que se fabrican ofrecen una amplia variedad de marcas que se ajustan a cada persona.

Verdades sobre uso de lentillas:

  • El tiempo de uso es exactamente el indicado: Para que cumplan su función e hidraten correctamente al ojo se deben usar con exactitud el tiempo para el que están fabricadas (diarias, mensuales, quincenales). Usarlas más tiempo puede traer problemas como sequedad, irritación y molestia.
  • Corrigen los problemas visuales igual que las gafas: Cumplen exactamente la misma función que las gafas, aportando además un mayor campo de visión.
  • No se pueden limpiar con agua: El agua corriente del grifo puede contener bacterias que ocasionen una infección en el ojo. La única forma de mantener las lentillas limpias e hidratadas es con la solución que nos haya recomendando el especialista.

lentillas dailies total 1 esfericaslentillas diarias bausch+lomb bio trueLentillas diarias Biomedics esfericas 30

Consejos para principiantes:

  1. Lavarse siempre las manos antes de manipular las lentillas
  2. No lavarlas con agua del grifo ni el estuche donde las guardamos tampoco.
  3. Usa estuches con tapones diferenciados para reconocer cual es la de cada ojo.
  4. Empieza siempre a ponerla y quitarla en el mismo ojo, así no habrá equivocaciones.
  5. ¡Ojo con los disfraces! Usar lentillas de colores es divertido pero si no son de calidad pueden provocar graves daños en nuestros ojos.

En gafasdeoptica.com trabajamos con todos los laboratorios de lentillas, ofreciendo una amplia variedad por temporalidad o problema que corrigen. Además, siempre apostamos por el hidrogel de silicona como el mejor material para la hidratación del ojo y protección del mismo.

0