Arena y polvo por todos lados, es lo que hemos vivido en los últimos días. Y no sólo supone un deterioro para los coches (que ha sido lo más llamativo), las personas que usan gafas a diario deben prestar especial cuidado y saber cómo limpiar las gafas para que no se rayen.

La gran mayoría de lentes actualmente son orgánicas. La principal ventaja de este material es que no se rompe, pueden caer de gran altura y no partirse. Por el contrario, un inconveniente es que si no se cuidan adecuadamente se pueden rayar.

Te vamos a contar cómo limpiar las gafas para que no se rayen con la arena.

Que NO hacer:

  • Limpiarlas en seco
  • Limpiarlas con la prenda de vestir que llevamos puesta
  • Echar vaho para después frotarlas.
  • Usar toallitas limpiadoras de gafas (producto totalmente contraproducente)
  • Usar detergentes o lavavajillas (puede deteriorar el tratamiento que lleve)

Que SÍ hacer:

  • Mojar con agua las lentes antes de limpiarlas
  • Secar las lentes con un trapo de algodón
  • Secar las lentes con papel absorbente de cocina

¿Qué ocurre si limpiamos las gafas en seco?

Pequeñas partículas de polvo que no se ven, las rayarían. El mojarlas con agua elimina esas partículas y luego con un simple secado quedarán perfectas.

Estos consejos son válidos tanto para gafas de vista como gafas de sol. Y si además tus gafas de sol tienen efecto espejo, aún son más sensibles al rayado por arena o polvo si se frotan para limpiarlas.

Recuerda que el cuidado de nuestras gafas no sólo está en sus lentes, también es importante cuidar y mantener las monturas para que siempre estén perfectas. En este artículo podrás saber trucos y consejos para unas monturas siempre nuevas, según su material.

Si necesitas o te interesa algún contenido en especial, contacta con nosotros y lo haremos para ti.

 

0